© 2016 JOB Comunicación

Acerca

A su vez, el progreso tecnológico ha determinado que la Medicina tienda en general a plantear alternativas diagnósticas y/o terapéuticas menos invasivas, cuya eficacia reposa en muchos casos en la precisión de las imágenes, con la presencia de un especialista que, además de adyuvar a la ejecución de la práctica, interpreta las imágenes del modo requerido para la consecución de una solución satisfactoria.

Al avocarse el radiólogo con exclusividad al desarrollo de estas prácticas, interactúa con diferentes especialistas ya sean éstos pertenecientes a especialidad quirúrgicas y/o médicas (Cardiología, Neurología, Cirugía, Ginecología, entre otros).

Es por los motivos antes expuestos que la Radiología Intervencionista tiende naturalmente a evolucionar como una subespecialidad que implica la continuación de la formación y capacitación, orientada específicamente a la adquisición de los conocimientos para el desarrollo de las mismas.

Asimismo, el desarrollo de estos procedimientos implica también el correcto uso de de los materiales necesarios y de uso habitual en estas prácticas (catéteres, balones de angioplastia, endoprótesis, entre otros) cuyo uso no se de práctica en la formación básica en Diagnóstico por Imágenes.

 

El profesional especialista en Radiología Intervencionista es aquel que, a partir de sus conocimientos, basados en su núcleo de formación radiológica y su acción multidisciplinaria, es capaz de interactuar con múltiples y diferentes especialistas de otras áreas, participando activamente en la toma de decisiones diagnósticas y terapéuticas para el mejor manejo del paciente, tendiente por otra parte, a la optimización de los recursos.

Actualmente, existen programas de formación

de postgrado en Radiología Intervencionista,

con entrenamiento post-básico organizado 

Estos entrenamientos se llevan a cabo

en el Hospital Italiano de Buenos Aires, en el Hospital Alemán y en el Hospital de Pediatría J.P. Garrahan.